Algunas puertas no deberían abrirse jamás, porque una vez que se traspasan ya no hay vuelta atrás.
Algunas puertas no deberían abrirse jamás, porque una vez que se traspasan ya no hay vuelta atrás.
Compartir:
Género: Thriller